¿Eres un abogado feliz?

ERES-FELIZ

Ser abogado no es una profesión fácil, no solo por el arduo estudio que requiere para lograr el preciado título, ni los estudios constantes para mantenerse actualizado con las cosas nuevas, o simplemente ser estudioso, sino que ser abogado es una profesión que lleva mucho trabajo en la práctica; muchos abogados prácticamente no tienen descanso.

Ejercer el derecho amerita de mucho movimiento, también según la especialidad del profesional. Recordemos, que hay muchos tipos de abogado y por lo general algunos son más activos que otros según el caso que estén tratando o su cliente.

Los abogados trabajan día y noche

Ser abogado implica tener mucho control en las cosas, debido al gran esfuerzo físico y mental que puede requerir, muchos abogados luego de ejercer su profesión por varios años ya no quieren saber nada del derecho por lo agotados que se sientes, pero otros ha sido distinto, porque seguramente sus años de servicio no fueron tan caóticos y disfrutaron su profesión cada día, hay de ambas partes.

Si lugar a dudas, el arduo trabajo trae grandes recompensas y en el caso de los abogados muchas veces son los honorarios que recibe los cuales en su mayoría son muy buenos, pero también ganar un caso es la mayor satisfacción que un abogado puede sentir y le da impulso para seguir creciendo y ser siempre el mejor a pesar de los trasnochos y las exigencias físicas que pueda ameritar algún caso, logrando ganar más prestigio y respeto entre otros clientes.

¿Qué hace feliz  un abogado?

Muchos creen que el abogado es feliz por ganar buen dinero o ser reconocido por muchas personas, pero no es así, esto según un estudio que examina la satisfacción de los abogados del científico social Ken Sheldon y Larry Krieger, profesor de derecho.

Ambos descubrieron que ser abogado y tener riquezas o prestigio no es lo que verdaderamente hace a un abogado feliz, ¿te sorprende saber eso? Solo sigue leyendo y descubre cuál es la clave de la felicidad en los abogados.

¿Dónde consigue un abogado su felicidad?

Ser autentico y autónomo

Si al ser abogado pierdes tu verdadera personalidad de seguro no serás feliz, debes aprender a ser tú mismo y al mismo tiempo el abogado que deseas ser sin dejarte a un lado. Si mantienes tu personalidad lograrás fusionar dos ingredientes que te ayudarán a ser único en la profesión y destacarás mucho más rápido y mejor.

Muchos creen que al despertar en la mañana es hora de ponerse el disfraz de abogado y dejar al verdadero en casa, pero no es así, garantiza tu felicidad aun en tu profesión siendo siempre tú mismo.

Si compartes una oficina con otros profesionales como tú y esas personas no demuestran bienestar serán algo desmotivador, por lo tanto se tú mismo y refleja eso en los demás para que el ambiente en el bufete sea diferente y se trabaje con placer cada jornada.

Demuestra dominio

Si eres un abogado maestro de tu domino serás más feliz en tu profesión, debido a que al tener domino intentas siempre mejorar y que el éxito sea parte de tu día a día. Para desarrollar el sentido del domino es importante entrenar áreas de desarrollo, ayudar a otros siendo mentores de todo, recibir buenos comentarios y más.

Relacionarse con los demás

Tener buenas relaciones con otros colegas es un ingrediente importante para obtener el bienestar como abogado, así como crear o tener un sentido de pertenencia por lo que haces y donde trabajas.

Contar con un ambiente laboral armónico, confiable y también con respeto es importante para que el abogado sea feliz en lo que hace. En cambio cuando un profesional del derecho no se siente seguro donde trabaja no aceptará comentarios, errores ni nada.

Por ello la gran importancia de contar con un buen lugar para trabajar en el caso de una oficina o bufete de abogados. Las conexiones con otras personas son importantes.

Cuando esto no ocurre, los profesionales que están iniciando en la abogacía van a querer renunciar por no estar a gustos en el ambiente laboral, pero los más expertos simplemente van a  seguir tolerando la situación sin buscar una solución.

Habilidades significativas

Estar con personas adecuadas logrará que las habilidades afloren y se utilicen otras técnicas con el fin de resolver problemas que pueden parecer imposibles y aun así disfrutar de lo que se hace. Sin duda, una de las claves para la satisfacción de un abogado o profesión legal, tener habilidades.

Disfruta tu trabajo

Todo profesional, no solo un abogado necesita sentirse feliz en su trabajo, en aquello que hace día a día para ganarse la vida.

Un trabajo es aquello a lo que dedicamos más horas de nuestro día por lo que estar infelices no será nada bueno ni productivo, sino que el trabajo en vez de ser un placer será una carga que quiere soltar en cualquier momento.

El trabajo debe ser un motivo de alegría, no solo por vivir tranquilo y en paz, sino por tener los ingredientes que antes describimos con el fin de ser feliz en lo que hace y disfrutar de su profesión en todo momento.

Un abogado muchas veces se puede describir como una persona seria y estricta, según su especialidad, pero aun así esas personas deben disfrutar lo que hacen no solo por su propio bienestar, sino por su cliente, quien confía en un profesional para solucionar un problema y si no hay una afinidad o confianza con el abogado podría simplemente preferir contratar a otro que verdaderamente demuestre pasión por lo que hace y lograr exitosos resultados.

Entonces ¿quieres ser feliz en tu profesión?, no es difícil, sólo procura lo antes explicado y te darás cuenta que no todo es el dinero o la fama, sino que hay más adentro que hará que disfrutes plenamente de tu profesión como debe ser.

Si quieres ser abogado te invitamos a conocer algunos tips que serán de gran utilidad para escoger esta hermosa profesión y amarla desde un principio: Algunos tips que deber conocer si quieres ser abogado.

1
¿Por qué debo tener un abogado de familia?
Abogados: ¿Qué pueden hacer? ¿Qué no pueden hacer?