¿Qué alimentos de origen vegetal son aptos para consumir y cómo se deben preparar?

¿Qué alimentos de origen vegetal son aptos para consumir y cómo se deben preparar?

En muchas ocasiones nos limitamos a comer las verduras a las que estamos acostumbrados, pero ¿qué hacer al salir de campamento si no encontramos ninguna de las verduras conocidas?

En muchas películas nos han enseñado a no comer los frutos rojos porque pueden ser venenosos, pero también podemos encontrar otras raíces o frutos que puedan hacernos daño, o prepararlos de tal forma que pierdan todas sus proteínas.

Para evitar quedarte sin comida cuando salgas de viaje, y sobre todo evitar intoxicarte, sigue esta lista de vegetales aptos para el consumo humano:

1.    Raíces y tubérculos

Las raíces de las plantas suelen ser ricas en almidón y azúcares, además de poder comerse hervidas, cocidas, o asadas.

Si se comerán raíces tostadas, debes asegurarte de que primero se cuezan hasta que comiencen a ponerse tiernas. Una vez que estén suaves, pueden colocarse sobre piedras calientes colocadas sobre el fuego para que adquieran un buen sabor.

Este método puede aplicarse en la raíz del Diente de león, la cual, una vez molida, funciona como sustituto de café.

Es recomendable hervir la mayoría de las raíces para que el agua caliente destruya sustancias tóxicas que habitan en ellas (como el ácido oxálico), además de poder volverlas más suaves y comestibles.

Se deben cortar en pequeños pedazos para que logren un cocimiento más rápido.

Entre las raíces comestibles se encuentran las zanahorias, el nabo, el rábano, el apio, la acelga, y el betabel. Entre los tubérculos se encuentran las papas, la yuca, el camote, la jícama, el apio, y el ajo.

2.    Frutos secos y semillas

Estos pueden comerse crudos o tostados, no hay necesidad de hervirlos y cocerlos pues la mayoría no presenta ninguna sustancia tóxica que pueda hacer daño al humano.

Entre estos se encuentran almendras, avellanas, cacahuates, nueces de Brasil, nueces de macadamia, piñones, pistaches, semillas de calabaza, y semillas de girasol.

Si se trata de frutos secos muy grandes como la bellota, lo mejor es triturarla en pedazos antes de cocinarlas. En el caso de las castañas, es posible cocerlas además de comerlas asadas.

Si se desea obtener los aceites nutritivos de estos frutos, lo mejor es ponerlos a hervir una vez que se les haya quitado la cáscara.

3.    Hojas y tallos

Es posible consumir algunas hojas tiernas o brotes de diversas plantas. Estos se pueden consumir crudos, aunque lo más recomendable es hervirlo; especialmente si se trata de vegetales amargos, a los que hay que cambiar el agua varias veces durante el cocimiento para eliminar los residuos del amargor.

Sin embargo, hervirlos demasiado puede acabar con sus vitaminas, por lo que se debe encontrar el punto medio.

En general, las hojas y los brotes de las plantas suelen ser más nutritivas que los tallos.

Los tallos de la caña de azúcar, la papa, la yuca, la verdolaga, los palmitos, espárragos, perejil, cilantro, hierbabuena, coliflor, brócoli, y apio son comestibles, y además de consumirse ligeramente hervidos, pueden comerse fritos.

En el caso de las hojas, es mejor comer las provenientes de la col, berros, lechugas, apio, y espinacas. Aunque estas hojas no necesitan ser cocidas, es mejor si se asegura de desinfectarlas.

4.    Fruta

Es común que las frutas se coman crudas, aunque en algunos casos se hierven para poder consumirlas en bebidas.

Las frutas son altamente nutritivas, ricas en vitaminas, y prácticamente ninguna es nociva para la salud.

Los frutos comúnmente encontrados en el campo son las frambuesas, fresas, arándanos, nueces, aceitunas, cerezas, manzanas, peras, higos, uvas, etc.

5.    Flores

Por extraño que parezca, existen flores que además de ser ornamentales, pueden ser comestibles. En algunos casos es necesario hervirlas, mientras que en otros se pueden comer crudas.

Por ejemplo, los pétalos de girasol tienen propiedades antiinflamatorias, por lo que pueden ser consumidos al igual que sus semillas.

Las rosas, además de ser la flor representativa del amor, puede ser servida en postres, infusiones, licuados, o platillos fuertes con carne por el sabor tan delicado que aportan. Esta flor aporta vitamina C, humecta la piel, y es capaz de reafirmarla.

Las bugambilias, por otro lado, ayudan a eliminar enfermedades como tos, asma, bronquitis, o gripa. Principalmente se prepara en tés e infusiones, pero recientemente es añadida en postres.

La flor de calabaza suele ser preparada en sopas o en guisados, además de comerse simplemente hervida. Esta brinda vitamina A, ácido fólico, y fibra.

La flor de Jamaica es ampliamente utilizada para preparar agua de sabor, pero además ayuda a prevenir la hipertensión y es un gran diurético orgánico.

La flor de jazmín funciona como relajante, y ayuda a eliminar dolores intestinales. Aunque se toma frecuentemente como infusión en tés, los japoneses suelen utilizarla para dar mayor sabor al arroz.

Finalmente, la flor de margarita elimina problemas respiratorios, además de depurar el hígado y los riñones, y de funcionar como remedio para la deshidratación. Esta bella flor funciona principalmente para hacer tés o infusiones.

Con estos consejos, no te quedarás sin comida la siguiente vez que te encuentres en el campo.

1
Tutorial para convertir tu website en una app para...
Conoce la nueva consola portátil Nintendo Switch