Cómo hacerte un contouring profesional

Cómo hacerte un contouring profesional

Una de las técnicas modernas más utilizadas en el maquillaje es el contouring, que consiste en maquillar estratégicamente algunos puntos para delinear el contorno del rostro y hacer que los rasgos se vean afilados.

Si aún eres nueva en esta técnica, te dejamos esta información y algunos tutoriales para que lo apliques como toda una profesional.

¿Qué es el contouring?

Es una técnica de maquillaje que usa sombras y luces para definir o afilar los rasgos de tu cara. Para hacerlo tú misma deberás tener:

•    Una paleta todo-en-uno para contour.
•    Esponjas (también conocidos como quesitos) para maquillar.
•    Pluma iluminadora.
•    Una base que combine con tu tono de piel

Como pequeño tip, te recomendamos que para comprobar que la base es de tu mismo tono de piel, te la pruebes en el cuello en lugar del antebrazo, ya que el cuello tiene un tono más similar al de tu cara. Así no se verá tan diferente a la hora de aplicar.

Pasos para aplicar el contouring en el rostro

1.    Hidrata tu piel. Puedes usar agua de rosas o un hidratante facial.

2.    Aplica la base en todo tu rostro. Para lograr un acabado más uniforme, pon un poco en la esponja y aplícala con pequeños golpecitos sobre todo tu rostro. No arrastres la esponja sobre tu cara pues la desgastarás más rápido y te quedarán restos en el rostro.

3.    Utiliza un iluminador que sea un tono o dos más brillante que tu tono de piel. Aplícalo horizontalmente debajo de tus ojos, en tu frente y tu barbilla; y verticalmente en el puente de tu nariz.

4.    Aplica un contour que sea uno o dos tonos más oscuros que el tono de tu base. Aplícalo en la línea de nacimiento de tu cabello, bajo tus pómulos, en la línea de tu barbilla, y una línea vertical sobre tu garganta para igualar el tono. Y aplica de esta forma sobre tus pómulos según tu tipo de cara:

5.    Utiliza una esponja para difuminar. Da pequeños golpecitos con la esponja por toda tu cara hasta que las líneas aplicadas dejen de ser visibles.

6.    Utiliza un polvo fijador y añade un poco de rubor para darte un poco de color. Aquí te mostramos de qué forma debes aplicar el rubor según tu tipo de rostro para que el efecto del contouring sea aún más notorio.

¡Y listo!

Este maquillaje es ideal para graduaciones, fiestas, o cualquier evento donde quieras verte espectacular.

Contour corporal

Sin embargo, los expertos en belleza han ampliado esta técnica de maquillaje para llevarlo más allá de la cara y delinear perfectamente cada curva del cuerpo.

Aunque muchas sólo suelen usarlo en las clavículas y en el escote para mantener el mismo tono entre ambos, otras tantas han optado por llevarlos a las piernas o al abdomen, especialmente si participarán en alguna sesión fotográfica y desean verse increíbles.

El contouring corporal es ampliamente utilizado por las modelos de la marca de ropa interior Victoria’s Secret, así que si deseas verte igual que ellas, sigue estos consejos.

Piernas

Si lo que buscas es tener unas piernas más contorneadas y bronceadas, sólo debes aplicar en un poco de bronzer y de iluminador, en forma de líneas ligeramente curvas para darles un poco de forma y evitar que se vean muy delgadas.

El iluminador se debe colocar en la parte central de los muslos y de las pantorrillas para iluminarlas y evitar que se vean muy pálidas además de difuminarlo perfectamente en las rodillas, pues suele ser la parte de las piernas que más se oscurece por la fricción, mientras que el bronceador debe pintarse con líneas casi rectas y con una distancia de 5 centímetros aproximadamente entre cada una.

Finalmente, hay que difuminarlo hasta que se mezcle y luzca como color natural.

Esta técnica puede cubrir un poco la celulitis, pero si presentas marcas pronunciadas, lo mejor es acudir a un especialista para reducirla un poco, pues el maquillaje se verá hundido si no se aplica de forma correcta.

Escote

Es normal que muchas mujeres utilicen contour en el escote para resaltar su busto y hacerlo parecer más grande, aún si se tiene una talla pequeña.

Esta técnica funciona gracias a los juegos de luz y sombras empleados en la piel, y es buena idea utilizarlo si te has hecho contour en el rostro, pues muchas olvidan maquillarse el escote para igualar los tonos entre la cara y el pecho.

El polvo bronceador se debe aplicar en forma de V desde la clavícula hasta el esternón. Es mejor utilizar una brocha gruesa para difuminarlo.

Posteriormente, se debe aplicar un poco en el espacio que hay entre los pechos para darle mayor profundidad al escote.

Para finalizar, lo mejor es aplicar iluminador en la parte superior al pecho para definir la forma curva y hacer que luzcan más grandes.

Abdominales

Aunque son menos las mujeres que buscan delinearse el abdomen, es una tendencia muy popular entre aquellas que asisten a la playa con frecuencia y gustan de asolearse en bikini.

Ya existen los bronceadores a prueba de agua, así que meterse a la alberca o al mar no resultará un problema para las que quieran probar esta técnica.

Aun cuando una mujer pase mucho tiempo en el gimnasio, si no lleva una alimentación adecuada, o incluso si sus genes son distintos, será difícil que su abdomen esté marcado por esas líneas, productos de una rutina exhaustiva de ejercicio así como de hábitos saludables. Incluso cuando se es delgada o se tienen abdominales duros, no siempre se marcarán esas líneas que tanto vemos en los atletas profesionales.

Para dar una ayudadita, ya existe una rutina de maquillaje especial para delinear los abdominales que los hará ver más tonificados y marcados que nunca. Simplemente hay que aplicar un poco de corrector oscuro o contour en los bordes e iluminador al centro para dar color.

El bronzer se puede aplicar en V de abajo hacia arriba para marcar los oblicuos, además de resaltar las líneas que se hacen por las crestas iliacas. Marcar una línea vertical por el medio ayudará a aparentar que se reducen las medidas y a marcar las líneas horizontales y diagonales que conforman el llamado six pack.

Una vez difuminado tendrás un abdomen inigualable.

Estas son las técnicas de contour más utilizadas para afilar todos los rasgos y dar formas a las curvas del cuerpo; sin embargo, utilizar este maquillaje todos los días puede provocar afecciones como acné, poros obstruidos, irritación, alergia, o similares. Por lo que es importante seguir estos consejos para mantener una piel saludable.

•    Hidrátate.

Por dentro y por fuera. Una piel hidratada absorberá mejor el maquillaje, e incluso se verá más sana aunque no traigas una gota de maquillaje encima ese día. Tomar mucha agua te ayudará a eliminar toxinas y a que tu piel se vea más radiante todos los días. Además, utilizar hidratantes como agua de rosas o alguna fórmula similar, hará que el maquillaje se quede más tiempo.

•    Desmaquíllate.

Aún si sólo has usado base o un poco de rímel, es importante que no te vayas a dormir sin haberte desmaquillado por completo. El maquillaje mezclado con el polvo que se te adhirió a la piel durante el día sólo tapará tus poros y te creará imperfecciones, evítalo dejando tu piel libre antes de dormir. Hasta te sentirás más fresca y ligera.

Es cierto que la piel del rostro suele ser más sensible que la de las piernas o el abdomen, pero es importante desmaquillar cualquier zona que haya sido maquillada para evitar obstruir los poros. Recuerda que si el maquillaje es a prueba de agua, difícilmente saldrá de tu piel con sólo bañarte.

•    Exfóliate.

Exfoliarse regularmente trae beneficios a la piel como eliminar la suciedad acumulada a lo largo del día, evitar la creación de puntos negros o manchas, y la acumulación de grasa. Además, realizarse una exfoliación una vez por semana (para pieles grasas), o una vez cada 15 días (para pieles secas) ayudará incluso a que los autobronceadores penetren mejor, sin dejar manchas oscuras o espacios sin broncear.

Aunque existen exfoliantes caseros, lo mejor es acudir con un especialista que te recomiende productos adecuados para tu tipo de piel y que pueda aplicar tratamientos (como el peeling, el cual es un exfoliante químico) sin dañar tu dermis.

•    Deja respirar a tu piel.

Por muy hermosa que te sientas con el maquillaje y el contouring, destina al menos un par de días a la semana en el que no cubras tu piel con todos estos productos químicos. Deja que tus poros respiren y sal a la calle con la cara lavada, recuerda que eres hermosa sin importar si traes maquillaje encima o no.

Al seguir estos consejos, será mucho más sencillo que presentes una piel saludable y que no sea necesario tener que aplicar maquillaje con tanta frecuencia. Una piel hermosa también puede ser generada desde dentro.

1
Nuevas MacBook, todo lo que debes saber antes de c...
¿Por qué es mejor usar un taxi que un Uber?